Análisis lexicométrico

Para la práctica de análisis lexicométrico he decidido centrarme en tres blogs que tratan la temática del feminismo desde distintas perspectivas. La elección del tema viene determinada por la vigencia de la temática en los últimos meses, a raíz de la huelga del 8N y a partir del caso de la manada, del que también edité una entrada de la que surgió un interesante debate a cerca del caso.

Para el análisis lexicométrico he elegido entonces tres blogs de temática feminista: . El primero, de Barbijaputa, representa un blog insertado en la web del diario.es y un blog que aborda el tema del feminismo desde la perspectiva, podríamos decir, predominante. Por otro lado, el segundo blog, el de Laura Quiroga aborda la temática desde la perspectiva de mujeres musulmanas. Por último, también he analizado el blog de Javier Marías en El País que, pese a no ser exclusivo de esta temática y tratar más de temas de actualidad, he escogido algunas de las entradas que hablan sobre feminismo y sobre la mujer.

Como no podía ser de otra manera, el análisis ha sugerido diferentes perspectivas sobre la misma temática, según la condición o la relación que cada uno ocupa respecto al feminismo.

En el caso de Barbijaputa el análisis de la frecuencia de palabras ha dado los resultados: “mujeres”, “feminismo”, “violencia”. Estas tres palabras enmarcan perfectamente el discurso de la autora que se centra en el análisis de la violencias y los abusos que sufren las mujeres en la sociedad patriarcal. La solución pasa por el feminismo la segunda palabras más usada. Las entradas de Barbijaputa giran también sobre como podemos detectar el machismo y que debemos hacer para transformar nuestra realidad en feminista. También observamos que una de la palabras más usadas es “paramos”, haciendo referencia a la huelga feminista del 8N a la que ella dio total respaldo. japuta 1

 

 

 

 

 

 

El análisis de concordancias indica que una de las expresiones más relacionadas con feminismo es “al feminismo…”. Esto sugiere que la autora tiene un posicionamiento proactivo en la fundamentación y consolidación de una sociedad feminista. Por otro lado, también apreciamos un uso usual de la expresión “violencia de género” una expresión cargada de significado ya que reconoce la violencia sistemática que sufren las mujeres en cuestión de su género. Los n-grams, en cambio, no han dado ningún resultado reseñable.

japuta-2.png

El análisis de Quiroga ofrece resultados bien diferentes a los anteriores. Las tres palabras más usadas en el blog son: “musulmana”, “mujeres”, “países”. Es curioso que en un blog feminista tengamos que remontarnos en el ranking hasta el número siete para encontrar la palabra “feminismo”. El listado de principales palabras indica que el feminismo musulmán da más peso a cuestiones como la extranjería, la raza o su creencia religiosa dentro de un contexto en el que están doblemente oprimidas: por ser mujer y por su religión. Además de la combinación de ambos factores que son vistos con muchos prejuicios en la mayoría de países. Al contrario de Barbijaputa, en el que el tema del feminismo es fundamental, Quiroga desarrolla la temática del feminismo desde una condición racial y religiosa totalmente ausente en el de la primera.

quiroga 1

En el blog de Quiroga, la corcondancia de la palabra musulamana suele ir asociada a palabras como “condición”, “autóctona”, “ser”, “ciudadania”,”mujer”. La corcondancia por tanto nos insiste que en los escritos de Quiroga el feminismo se trata siempre desde una posición concreta que insiste en términos a priori no relacionado con el conflicto de género, pero que en su condición se encuentran impregnados. Los N-grams, muestran perfectamente los tópicos dibujados alrrededor de los musulamnes, y en especial de las feministas musulmanas con resultados comunes como: “allí en vuestros países”.

quiroga 2

quiroga 3

Por último, en el caso de Javier Marías vemos que el análisis de frecuencia aparecen las palabras: “mujeres”, “hecho”, “mundo”. En las entradas sobre la actualidad feminista que he tratado de Javier Marías es curioso que a penas sale la palabra “feminismo”. Apenas hace mención al movimiento y en muchas de sus entradas se han hecho críticas al movimiento o se han puesto en duda sus objetivos o sus métodos, como en la entrada “Feminismo antifeminista” que hace alusión a una especie de dictudura de lo políticamente correcto. La frecuencia de la palabra “mujeres” insinúa que Marias prefiere referirse al colectivo a partir del sexo que en relación a lucha feminista haciendo ilusión en algunas entradas a estereotipos sexistas y aludiendo por completo cualquier connotación política. En las concordancias Marías se refiere con frecuencia a “las mujeres… aún/han/mantienen” mediante las que suele defender una postura progresista pero que queda muy atrás del feminismo actual.

marias 1

Los N-grams con la palabra feminista dan como resultado habitual “feminista profesional” con lo que parece que se refiere a las mujeres activas en el feminismo que se dedican a escribir sobre el tema, diferenciandola de cualquier otro tipo de activismo y estableciendo así una jeraquía confrontada con feministas poco serias, podríamos decir.

marias 2

Las conclusiones sobre el análisis lexicométrico son la existencia de en todos los blogs un marco conceptual desde el que se tratan las temáticas y que enfocan el contenido hacia unos determinados supuestos. En el caso de Barbijaputa el marco se adecúa al activismo feminista, en el caso de Quiroga el marco se establece en torno a una condición racial y religiosa y en el caso de Marias, en cuanto a una crítica al movimiento y sus objetivos. Me parece reseñable el caso de Javier Marías por el hecho de escribir en un diario de gran tirada nacional y que, por tanto, cuenta con cierto reconocimiento. A pesar de la influencia del feminismo y del alcance que hoy tienen sus ideas en nuestra sociedad encontramos a un escritor que se opone abiertamente al feminismo, siendo respaldado por un medio de tan prestigio como en el que escribe. Barbijaputa también escribe desde un portal de cierto prestigio en la izquierda, al contrario que Quiroga, a pesar de que su análisis feminista es de gran relevancia y, quizás, de mayor urgencia que el de Barbijaputa.

La criticidad, entonces, más allá del medio en el que escriben dichos autores, es fundamental para saber enmarcar los diferentes posicionamientos que cada uno de los autores defiende y entender, porqué defiende tales posturas y, sobretodo, desde que posición escriben sobre la temática, pues esta posición (mujer blanca, mujer racializada u hombre blanco) también son fundamentales para entender cuales son los propósitos de cada autor.

 

 

Joder, joder, joder

Haciendo las lecturas de escrituras hipertextuales me encontré con el texto de ‘No pienses en un elefante” de George Lakoff. En este libro el autor proponía que los americanos (aunque puede referirse a todos nosotros) nos vemos a través de marcos discursivos a partir de los que comprendemos el mundo y nuestra realidad. Según Lakoff, el votante americano se mueve a partir de dos marcos principales: el padre autoritario y el padre protector.

Ambos marcos se encuentran en cada persona, pero uno de ellos está más reforzado en nosotros. Cada marco elude a una serie de valores, ideas o políticas. De esta manera, según el marco desde que el entendemos la realidad los conceptos que recibimos tendrán diferentes acepciones y nos permitirán posicionarnos de una manera u otra. De hecho, los discursos políticos de la derecha, según el autor, se centran más en reforzar este marco y no entrar en discursos propositivos. Hay radica la potencia del republicanismo en los Estados Unidos.

La idea del marco me hizó pensar en una entrevista a Mariano Rajoy en el programa “En la tuya o en la mía” de TVE presentado por Bertín Osborne. La entrevista se realizó a semanas de las elecciones de Diciembre de 2015, en cambio (aunque por otra parte era de esperar), el contenido de la entrevista apenas tuvo contenido político. Se pasaron de una serie de obviedades y lugares comunes directamente al jamón, el vino, los pueblos de españa lo buena persona y buen tio que es Rajoy, todo un buenachón. Me pareció muy interesante como Rajoy hacía política sin tocar ni un solo asunto político y sin comprometerse con nada. La entrevista servía para alagar su persona y dar buena fe del “buen hombre” que tenemos como presidente (a pesar de los “defectillos” que tienen su políticas).

En este punto me preguntó de los marcos respectivos a la sociedad española. ¿Puede ser el de “buenachón” uno de ellos? Al rey Juan Carlos no le fue mal durante un tiempo…

Os dejo un artículo de Manuel Jabois hablando sobre dicho programa, de cuyo título me he apropiado para este post.

https://politica.elpais.com/politica/2015/12/03/actualidad/1449099475_562048.html

 

joder

Dinosaurios, capitalismo, teorías del caos e hiperexcesos.

El otro día propuse mirar con una amiga la última película de Jurassic World. Hacía unos meses que había visto la película y recordaba que me había gustado mucho no en términos de calidad de ficción sino porque intuí que había una especie de juego en el discurso de la película. La consideraba una metanarración y le propusé verla a ver si le sucedía lo mismo que me pasó a mi. Coincidió conmigo y estuvimos hablando un rato sobre lo que pasaba. Aquí va un resumen algo caótico de algunos de los temas que tratamos:

Tras cerrar el famoso parque que nació en los 90’s, un multimilloranario había decidido abrir el parque de nuevo, pero esta vez sería diferente: Las nuevas tecnologías así como el desarrollo de la industría militar y de defensa había permitido por fín construir un parque más seguro que permitía crear todo un parque temático realmente espectacular sin amenazar la seguridad de los visitantes. El nuevo parque es mucho más grande, mucho más espectacular y mucho más terrorífico que el anterior. Lo mismo que sucede exactamente con los dinosaurios. Los nuevos ingenieros genéticos han conseguido crear nuevas especies para hacerlos más grandes, con más dientes, más espectaculares y sorprendentes. Los niños se han actumbrado al T-Rex, para ellos ya es como ver un elefante grande… De hecho, fabrican un dinosaurio tan, tan, tan TODO, que resulta ser un monstruo que acaba liberándose de su jaula y sigue la ardua taréa de matar a todo aquello que se cruza en su camino. Las atracciones se han vuelto contra los visitantes.

Creo encontrar en esta retórica de la espectacularidad, de la grandeza, de la superación de todo límite, de lo hiper (en términos de Lipovetsky) una propia crítica a la película, al mundo de los blockbuster y a la propia sociedad capitalista. En efecto, el parque (que podemos entender como una representación de un micromundo) acaba derruyéndose por los excesos que comete su propia dinámica.

En la primera película el parque era una idea realmente alucinante y peligrosa pero no se desbarata por su propia dinámica, son los fallos humanos (la avaricia y el egoismo del hombre que tráfica con los fetos de dinosaurios) los que acaban haciendo que todo se arruine. Además, en esta primera versión del mundo jurásico encontramos también la puesta en escena de la teoría del caos que explica el dandy-matemático experto en sistemas complejos. La teoría del caos aplicada al parque demuestra que nuestros intentos de controlar una realidad compleja que se antoja además imprevisible debido a la distancia y a la falta de conocimientos reales de la vida de los dinosaurios (así como los peligros que entraña jugar a ser Dios) son también una influencia importante del film. No obstante, como antes decía, son circunstancias alienas al parque las que lo acaban arruinando.

Volviendo a la última película nos damos cuenta que lo que sucede en esta es totalmente opuesto al planteamiento de la primera. Como decíamos, en Jurassic World, los excesos del propio parque por la buscada hiper-espectacularidad son las que acaban volviendo todo en contra del parque. Sin embargo, este es también el propio exceso de la película (aunque podríamos hablar perfectamente de blockbuster en general), la búsqueda de una mayor espectacularidad es también el objetivo de la narración en sí. En efecto, los niños y adultos de hoy también se han acostumbrado a ver al T-Rex en pantalla, y buscamos con cada nueva película que nos impresionen cada vez más y de una manera más espectacular. Los acostumbrados al T-Rex no sólo son los personajes ficticios de la película, ¡somos nosotros los espectadores! Entonces podríamos decir que la película admite la propia crítica que establece la narración de aquello que sucede en el parque.

De una teoría del caos en el que lo imprevisible acaba siendo el comportamiento humano a un parque cuya verdadera dinámica es la autodestrucción.

Por último, y esto os lo dejo pensar a vosotros ¿No es acaso todo esto una propia reflexión sobre el estado de la cuestión del capitalismo? ¿Es el indominus Rex la metáfora de un capitalismo salvaje que nos quiere deborar? ¿El director pensó en todo esto?

Salut!

 

Cvo4q2qVYAI7UX8

Las caras Juan, grábales las caras.

img_ipardo_20180503-073324_imagenes_lv_otras_fuentes_actualidad_304232226_76077037_864x486-kpNB--656x369@LaVanguardia-Web

Quizás hacía mucho tiempo desde la última vez que la opinión pública había sido tan rotundamente aplastante respecto a un tema de tal calado público. Por los medios que frecuento (intento que sean variados, siempre es interesante ver que se piensa, que se interpreta desde el otro lado de la trinchera) he observado una completa unanimidad por el rechazo a la sentencia de ‘la manada’. Siempre que pasa esto, no se vosotros, pero a mí me recorre un escalofrío: ¡aquellas personas con las que raramente estoy de acuerdo de repente piensan igual que yo!

En mi opinión, y aquí no seré controvertido, la sentencia no es justa y debería haberse condenado a ‘la manada’ por violación.

Sin embargo, estuve en desacuerdo con el hecho de compartir sus caras antes de cualquier tipo de condena. La protesta y la indignación por la violación de esta pobre chica creo que respondía más a una espiral de odio (‘shitstorm’ se le llama hoy en día) que a una verdadera causa ética o a un afán de debate público sobre el asunto.  La urgencia de la comunicación y la necesidad de generar información y tránsito de datos creo que pesan más que cualquier consideración de contenido sobre él mismo. El compartir sus caras en base a las migajas que hasta entonces los medios de comunicación nos dejaban testar me parece insuficiente e irreflexivo para establecer una afirmación tan rotunda como condenarles por violación. Es cierto que tenemos el testimonio de una chica que dice haber sido violada, y debería ser suficiente según las estadísticas que nos dicen que las denuncias falsas son ínfimas, insignificantes. Pero creo que, en todo caso, la prudencia (no la del PP, la aristotélica) debe primar antes que cualquier tipo de apedreamiento público. Estoy orgulloso de todos aquellos que salieron a protestar por la condena, y yo, en mi humilde y atareada existencia, pude pasarme un rato por una concentración. Pero, igualmente, deberíamos considerar por un momento esa pequeña posibilidad (al menos cuando apenas sabemos nada sobre lo sucedido). Sé que en los casos de violación puede resultar obvio lo que sucedió y que puedo sonar reaccionario, pero me dan miedo este tipo de reacciones en cualquier otro tipo de suceso y que se generalicen. El resquicio de la presunción de inocencia si no es respetado puede convertirse en una caza de brujas, dejando a los jueces con las manos atadas y convertir a la democracia en un juego de títeres. Pan y circo, ¿no? Aprovecho para condenar al juez que deseaba dejarles en libertad. Quizás estoy siendo contradictorio.

También, me gustaría constatar la ridícula espectacularización que los medios de comunicación han hecho de los miembros de ‘la manada’. En algunos de los videos a los que he tenido acceso se ven montajes en los que se les ve bailando de manera socarrona durante los san fermines, mientras suena una música terrible y aparecen sus mensajes de WhatsApp que parece que preveían una violación ya concertada. Esta especie de demonización de los miembros de la manada la considero peligrosa por reaccionaria si queremos entender la naturaleza de lo que paso aquella noche. A mi parecer, los miembros de la manada no son unos malhechores, unos villanos o unos locos abyectos que tenían planeada la violación, como si fueran unos ‘serial rapers’. Creo ver en ellos el perfecto estereotipo de la mediocridad masculina, unos sujetos que representan perfectamente la ‘normalidad’ de aquello que denominamos como patriarcado. Estos miserables no querían violar a una chica, la violaron porque lo que ellos entienden como sexualidad es profundamente violento y degradante. La cultura de la violación esta insertada en nuestra educación sexual (sería un buen tema hablar sobre los imaginarios que crea el porno mainstream…) Estos chicos no esperaron a su víctima en un garaje o en un bosque, la abordaron violentamente y la violaron. La manada intimidó profundamente a la chica pensando que la cortejaban y veían placer donde solo había dolor y sufrimiento. Es más, considero que esta violación está al alcance de cualquier hombre ‘normal’ y que plantearla como un hecho demoníaco no ayuda a resolver al problema sino a ennegrecerlo. Entender que esta violación es fruto de una ‘normalidad masculina’ es esencial, bajo mi punto de vista, para comprender las dinámicas y las estructuras sexuales que nos mueven.

Aunque estoy en desacuerdo con la condena, no puedo estar más en desacuerdo con los que piden más años de prisión para ‘la manada’, como si la cárcel hubiera sido en algún momento un mecanismo de reinserción y no un centro de castigo de lo más fútil. Estos chicos irán a prisión pensando que no violaron a la chica, cumplirán su condena (sean los años que sean) y saldrán a la calle pensando que no la violaron. La cárcel no ayudara a entender lo que hicieron, si acaso, acrecentará su misoginia, y repetirán acciones similares con sus futuras parejas o cualquier otra mujer. Sospecho que saben que la violaron pero debe estar oculto en la zona más inaccesible de su conciencia, entonces, creo que un centro de rehabilitación sería lo adecuado para encender una luz en sus mentes (quizás la cárcel viene acompañada de algún programa de reinserción de este tipo, lo desconozco). Si de algo podría servir a esta sociedad la condena de la manada sería para que en un tiempo ellos hicieran declaraciones públicas pidiendo perdón a la víctima y reconocieran la violación.

Si los medios de comunicación han demonizado a ‘la manada’ no es por una especie de solidaridad feminista, sino más bien porque es más fácil jugar al maniqueísmo que reconocer los problemas estructurales que tenemos como sociedad machista, de la misma manera que es más fácil hablar de radicalismo islámico que de minorías segregadas en barrios marginales, o de ‘turismofobia’ antes que de gentrificación.

 

Viper y la proliferación absurda

El otro dia un amigo me enseñó un rapero estadounidense: Viper. Yo no estoy muy metido en el mundo del rap (aunque si que estoy interesado en el trap español), pero el caso es que conocía su cara de algún meme que había visto circular por internet (de esto si que soy fan, de los memes). Mi amigo tampoco está especialmente interesado en el rap, pero lo que los dos compartímos fue una incredulidad absoluta a la cantidad de contenido que este rapero colgaba en la red. Su página de Wikipedia dice que llegó a publicar 347 albumes en el año 2014. Pensamos que sería una trampa, que debía editar discos de un par de canciones, pero nuestra sorpresa fue descubrir que, bien al contrario, los discos estaban a rebosar de canciones. Además, el rapero, despliega un sentido del humor fantástico referente a su propia producción ingente y a su propia imagen. Trata su imagen como un auténtico meme, y deja de lado cualquier consideración estética. Repite los títulos de sus álbumes y los enumera sin ningún sentido y la gran mayoría de las portadas son fotos de mala calidad que se hace en lo que parece la habitación dondre produce y compone. Parece más bien una sátira de él mismo, del mundo del rap, de la música y de cualquiera que gracias a internet tiene el libre acceso para compartir cualquier contenido. Viper se nos desvela como un ácido reflejo de nuestra mezquindad, de nuestro narcisismo y de la contigencia de cualquier cosa que pasa por la red.

¡Ojo! Escuchadle que no está nada mal

5edd62bc5f1d26d3ebaa124589da8f18.400x400x1

 

 

La sociedad del microespectáculo

Guy Debord hablaba allá por la ya legendaría revolución de Mayo del 68 de una sociedad de espectaculo, una sociedad mediada completamente por la producción y el intercambio de imágenes. En este breve artículo que comparto se retoma el posicionamiento de Debord para hablar de la producción de la verdad en la era de la información en el que la pesadilla de los situacionistas se ha materializado de una manera aún más siniestra si cabe. Termina diciendo que la sobreinformación genera infraconocimiento, esto me recuerda a una reflexión del filósofo Byung Chul-Han que dice que, efectivamente, nuestra sociedad se presenta como un enorme big data. La información, por sí misma, es amorfa, son puros datos despojados de todo conocimiento, puesto que, el conocimiento necesita de una narratividad, los datos necesitan ser moldeados, necesitan coger forma para que estos creen sentido.

https://elsoma.org/es/articulo/la-sociedad-del-microespectaculo

 

Presentación

‘A pig in a cage on antibiotics’ es la frase con la que se cierra Fitter, Happier (1997) de Radiohead. Esta canción experimental siempre ha sido muy sugerente y evocadora respecto a mi relación con internet y las nuevas tecnologías. No me considero un tecnofóbico, pero no puedo evitar pensar en blue -el mismo del Facebook- cuando estoy conectado.